MI capítulo 10!!!

Qué tal con Okal!!

Por si alguien quiere hacer lectura diagonal: todo bien, fotos adjuntas, besos.

Pal resto de valientes… hola hola holaaaaaa no vengas solaaaaaaaaaa!!!

 

Pos ná, que marzuco ha pasao volandurri y ya está aquí la siguiente crónica!!! Y diréis, ¡la nº 10  ya, madre mía! Pos no cariñis… porque no hay nº 7, que soy una listacalista y me colé… así que realmente sería la 9… 

 

En el capítulo anterior os contaba que iba a empezar con potingues ayurvédicos pero eso sería después de ir a visitar a unos amiguetes… y eso he hecho… me escapé una semana a ver a mis alegres amigos, Elena y Pablo, sevillanos de nacimiento y residentes en …. el mundo…  nos conocimos en Bata (de cola) y ellos están este año en la Fundación Vicente Ferrer, que está ahí abajo donde el viento da la vuelta… Aprovechando la fiesta de Holi —los que sois de Madrid fijo que habéis visto un día en el metro a la peña pringadísima de colores que los miras en plan: qué bien se lo han debido pasar… pero  a mí que ni me rocen…— pues eso es Holi, que se echan miles de colores encima y agua tb… y acaba to kiski coloreao de arriba a abajo (hay una foto del holi de los chicos en la fund). ¿Qué seriedad me sugiere que el señor de facturación me pida el pasport y me diga todo serio si llevo equipaje de mano mientras lleva la cara totalmente coloreada? jajjaja, esto es India y se respeta oiga. Total que era festivo y con el viernes, junté cinco diítas y volé a Bangalore y de ahí fui a Anantapur.

 

Vicente Ferrer es (aparte de la calle del Free Way en los madriles) un señor delgadito, exjesuita de flequillete a lo vasco que menudo chiringo ha montado… llegó a un secarral y la lió parda básicamente, desde 1969 tienen muy bien organizado todo, se puede visitar, te acogen y te dan alojamiento y comida 4 días de gratis y puedes visitar los proyectos. Hay gente que vive allí voluntaria (alrededor de unos 80-100 españoles al año nos dijo Anna Ferrer, que recibe a to kiski) y hay muchos visitantes, gente que cae por allí, gente que tiene niños apadrinaos y va a verlos, gente que está de mochileo por India y se acerca unos días… e incluso había unas marujis que tenían pinta de vivir donde el Sai Baba porque al parecer van por allí una vez al mes… (¿quién demoños es el Sai Baba? no adelantemos acontecimientos…).

 

Total, que yo estuve 4 días,  e hice vida con el grupo de españoles que iba allí esa semana y también a ratos con mis amigos, porque ellos trabajan.  Pablo es médico en uno de los hospitales y Elena trabaja en la tienda de artesanía. Los proyectos que pude ver son: varios colegios (cole inclusivo, orfanato de niñas con vih, otro para niños con parálisis cerebral… ), los talleres de artesanía (las cositas que venden en la tienda, que es de comercio justo, lo hacen las mujeres discapacitadas que viven en un sitio muy chulo y ahí en unas salas con ventiladores hacen sus trabajillos y están a su bola y se lo pasan pipa; adjunto las fotos que les mandé en plan postercillo), el hospital y el proyecto de Mujer a mujer… y creo que ya. La verdad que tiene un meritazo que no sé cómo explicar lo bien que funciona todo, como que han ido trabajando muy bien, consolidando muchas cosas y creciendo de forma eficiente y ordenada… y tienen un equipazo guay (alguna peña que se ha beneficiado luego quiere como devolver lo que la fund le ha dado). En el hospital, q flipas con las instalaciones me encantó la UCI de neonatos (¿UCI o UVI?, corríjame Dr. Troncoso), que tienen a los beibis en mini-capsulitas azules que parecen Superman de cani. ¡Monadas máximas!

seis por ocho  (fotos Vicente Ferrer pdf)

 Para ser honestos, como blanca-con-la-vida-solucionada-del-primer-mundo-que-soy , me echaba patrás el rollo de visitar proyectos porque me parece super-violento ir con nuestras vidas maravillosas a meter el camarón de la isla en el ojo de la niñita discapacitada pa tener muchos likes en el álbum del caralibro India 2017. Ahí tenía yo un barrerón porque pienso que deben estar hasta las bowlings de personas simpaticotas abrazárboles que saludan y sonríen para pirarse pa siempre, llevándose todo y no dejando nada. Aparece el grupo de turno practicando su namaste y deben pensar los pobres: ya está aquí otra tanda… Así que al principio yo interactuaba muy poco y más bien observaba (que es casi más interesante). Luego se me pasó a la fuerza el postureo primermundista porque siempre llevo la cámara colgada y me pedía fotos la gente y los niños y ahí ya un poquín me relajé. No sé, por un lado es violentuco pero alguna q otra vez hay q dar esquinazo al festival de connotaciones metaempáticas y conciencia crítica que sobrevuelan sin descanso mi cerebelo y todo puede ser más fácil. Si a la mujer que está en su poblado y te enseña las cabras le hace ilusión que la visites y le hagas fotos, pos ya está.

 Con mi grupo la verdad que nos llevamos bien (éramos unos 10) y también hablé con algunos de los españoles que viven ahí…. to cristo majísimo.  Eso sí, un calor de pelotas y 4 duchas diarias sin ser aún la época de calor gordo. Menos mal que (solo llevé los vaqueros puestos!) Elena me dejó un pantalón pijipi con el tiro por la rodilla que parece que vas en braguikis. La verdad que parecía Don Pimpón en… Don Pimpón y la solanera de Anantapur.

Hay una peli que cuenta la historia, que la hace Imanol Arias y le pregunté a Anna Ferrer si se parecía a la realidad y me dijo: como podían hacer la película sin ni siquiera consultarnos, decidí leer el guión para supervisar… lo toqué bastante… y después de eso, el 80 % de lo que aparece fue así. Bueno, os adjunto fotos que hice por allá.

seis por ochob (Fotos Vicente Ferrer pdf)

 El jueves me fui a Phuttaparty, que es una pequeña ciudad donde está el templo del Sai Baba, que es un señor que se murió en 2011 y era una mezcla de Maradona y Bill Cosby vestido siempre de color naranja, él era un gurú, un avatar que tiene mogollón de seguidores. La ciudad es como un centro de peregrinación, con su áshram rosa de motivos arabescos doradetes cual Cortilandia oriental, sus instalaciones… los fans viven ahí y eso tiene ocupada a mucha gente. Hay una celebración por la mañana y otra por la tarde. Me fui a echar el día y me paseé por la ciudad y me metí por los barrios y cómo son estos países… acabé en casa de una familia comiendo melón con ellos. Les hice unas fotos a los niñitos (porque me las pidieron, son los de la pared verde).

IMG_6326

 Por el camino, me había encontrado mogollón de niños que me pedían fotos y posan ellos ya de forma profesional (son los de la foto con el perro) y alguno me hablaba exigiendo, dame un chocolate… y yo le decía, chocolate!! anda… pues yo tampoco tengo… me recordaba a algún niñito (los menos) de los campamentos saharauis que te pillaban por banda y te soltaban, bueno a ver, ¿y donde están los caramelos? Pobrines, son el resultado de las hordas de turistas solidarios que llevan el bolso cual tienda de chuches… y ellos ya actúan cual perrito de Pavlov. Y es que en Phuttaparty por ejemplo, hay un grupo de peña europea, mujeres sobre todo vi, que viven ahí sorbidito su coco por el Sai Baba y eso tiene un tufo sectáreo que tira patrás.

IMG_6311

 Total, que a las cinco fui al templo que es enorme y están mil horas cantando hasta que se sienta la gente (mujeres y hombres separados)  y luego salen filas de niñitos y niñitas con túnicas blancas malrolleras. Se hacen ofrendas por ahí alante y cantan más… y no entendí mucho pero vamos, un plastón. Tras una horaca me retiré pa pillar el bus. No aporto fotos del templo porque hay que dejar tantas cosas en las taquillas que casi entras en bikini.

 El domingo lo pasé en Bangalore, que es una ciudad grande y modernota. Callejeé bastante, pillé bastantes barrios musulmanes (mirad la mezquita qué chula!) y comí un platazo de biryani (pollo con arroz y algunas verduritas) por 70 rupias (1 euro). Lg me fui al jardín botánico más que nada a ver si me daba alguna sombra… y era muy chulo… luego seguí piruleando y me tomé un té con piti en una tienda antes de irme al erport. Hay una foto de un edificio de enfrente con saris colgados, qué largos!!

IMG_6332

 La verdad es que cuanto más conozco la India más flipo… según llegas te parece todo un caos pero funciona bastante mejor de lo que parece… (teniendo en cuenta que es el 2º país más poblado). Los baños y salas de las estaciones, dices, qué cerdo todo… pero siempre hay gente limpiando cubos de basura, pasando fregonas… lo  que pasa es que está todo renegrío y viejo, pero se limpia bastante. Por cierto, casi todas las cosas están divididas para hombres y mujeres (las salas de espera de la estación, las colas para entrar a monumentos, los controles de seguridad de entrar a museos, metro y centros comerciales… ).  Tb flipo que de las que estado, bastantes estaciones tienen wifi abierto… y toda esa tecnología convive con una vaca caminando en medio de un atasco y un quedaoyogui con barbas sentado a tu lado recién sacado del s. XIX.

 En estos países hay muchas cosas que dan vidilla… sinceramente, España parece Suiza, qué aburrimiento. Comprar comida y de todo por la calle, el regateo, que se suban al tren los vendedores, aquí no te aburres… o lo que hice yo, que me quedé en una tienda de la calle y me fumé un piti y me tomaba unos tés (son vasitos pequeños que arden) y observé el fluir de gente que llega, se enciende un piti (el mechero está colgando del techo con una cuerda) y se toma un té y se pira.

 Paso a enumerar cosas y fenómenos que suelen y pueden pasar en países como este (en modo turista, sobre todo):

-estos países son como cuando te crees el horóscopo de las revistas: si te mola lo que ofrece, le haces caso y todo fluye (si te saltas la ley a tu favor y no pasa nada, si haces trapis y normalizas hacerlos, cosas que en tu país no harías…), pero como se tuerza la cosa te cagas en tó (si te intentan timar, si el tren se retrasa…)

– te vuelves una rata de cloaca… más ratufa que los ratas locales… estás regateando por un tuktuk… y si lo cambias a euros estás regateando por… 13 céntimos de euro…

– cuando estás purulando de turista hay tres cosas básicas: móvil, papel higiénico y agua. El móvil, mejor que esté cargado, así que vas en estaciones y sitios así a la busca y captura de enchufes… y hay peleas de ojos y miraditas a ver quien se los queda

– cuando llevas mucho tiempo callejeando y pillas un baño semi-limpio, haces pis y lo que sea y casi casi te das una ducha por partes tipo campa (lavar dientes, sobaquetes, bajillos, mojar la cabeza…)

– cuando te sale algo mal y vas a tirar la toalla en plan quiero llorar y teletransportarme al útero materno porque mis planes no prosperan, te salva un ángel… en mi caso han sido varios… uno cuando no pillaba (en Ludhiana, dnd el cole pijales) transporte ni pa dios pa ir al hospital a mirar la bolita y me habían dicho sé puntual…. total, yo agobiada y me dice un chico, vas a tal sitio?, sube… me subo al tuktuk,… se baja y me dice sígueme… de ahí fuimos a un bus, me pagó el billete y me dijo donde bajarme, etc… supermajo!! y otra cuando fui a Amritsar y tras esperar 5 h al p.tren me subí en otro porque vi a un profe al q nunca había saludado y ese me traspasó al revisor con el que luego hablé varias veces en el tren..

– por fin un país en el que las preguntas del examen de conducir con preferencia o no de vacas en la calzada tienen sentido!!

 Otras 2 informaciones que no vienen a cuento pero me apetece aportar:

–  aquí hay una especie de cartilla de racionamiento… la gente pobre tiene una cartilla para “comprar” en tiendas concretas y no pagan, les dan productos básicos gratis. Tb me contaron lo difícil que es que los gobiernos entren a trabajar en los slums (barrios de chaboleo enooooormes), o sea, que es un tema dificil de abordar porque es mucha gente la que vive así y los gobiernos no dan abasto.

–  en India está prohibidérrimo que las mujeres embarazadas sepan o se hagan prueba de si será niño o niña

 Y nada, finalmente, tras los 5 días volví a Delhi, que no me enteré del vuelo de ida ni el de vuelta que iba tiesa en el asiento… y fue llegar y me pareció que había pasado todo taaaan rápido… que pensé que había sido un sueño!!

 Al volver empecé con el ayurveda que básicamente consiste en: comer unas pastillas enormes y asquerosas tres veces al día con unos polvitos que todo huele a alfalfa y me-se incrusta en la tráquea; beberme una marranada de aloe vera, darme un aceite en el cuerpo y otro en la cabeza y ojo, darme ghee (=mantequilla clarificada, grasaca aceitosa) mezclada con cúrcuma. Me resistía y anteayer lo probé y… hola, soy Lisa Simpson. Toda amarilla, jajjaa. Me di en los brazos solo un poquillo y… hay amarillo en mi ropa, el ordenador, las sábanas, la pared!! (me apoyé en la cama a ver una peli), el móvil, los cascos, mis papeles…. Una y no más (de ahí el asunto de este capítulo; nada que ver con fumar petas).  Me acordé del relec ultratóxico, que te lo echabas, cogías una bolsa de plástico verde y toda la mano verde… jaja. En fin, no sé si llegaremos a buen puerto con el ayurveda. Y además con dieta veg, que podía estar degustando las longanizas q han traído unos amigos de amigos (lo típico) de España y no, aquí estoy comiendo cosas verdes insulsas, q tengo los colmillos con telarañas, hombreya. 

Cosas cotidianas… la lavandería sarebelao y ya no lava, jebimetal!! devuelve la ropa con más lamparones de los que llevó… así que estamos en modo campa hasta nueva orden. Qué difícil ser cabeza de familia mononuclear, mujer trabajadora y ama de casa, las 3 cosas a la vez, Jésus! Y otra cosa, a pesar de que aquí veo que aparentemente no se roba (ni parecido con otros países que yo me sé) y los bloques de casas tienen valla y señor sentao las 24 h. se nos ha dao de sí la puerta de casa y la cerradura podría ceder… asi que todas las noches me llego a la reja cual Adela (pero sin Pepe el Romano). Pa echarla. Pero es de atrezzo, jaja, pa espantar a los cacos y personas malignas.

 Bueno, por último añadir que al volver a Delhi he acabado dos grupos por lo que he respirao un poquete. He ido a dos cosillas interesantes… la primera es una cosa que hacen los jueves de música sufí en un barrio musulmán… superinteresante… llegamos al barrio y en una plaza fuera de la mezquita se reúnen como en círculos concéntricos y cantan y tocan… está curioso pero pensamos que iba a ser un rollo más espiritual y silencioso y to kiski está hablando mientras dos pasean un palo con una tela para dar aire a la gente.

 El otro eran unos baile kazajos y kazajo-indios con motivo de los 25 años de relaciones diplomáticas entre ambos países (qué ganas de ir a Kazajastán). A pesar del plastón pre y post de discursos, ramos de flores, embajadores y plaquitas premiadoras (ya os conté lo que les gustan los premios en este país),  y a pesar de la rayada inicial que era como ver a 40 dobles de Isabel Preysler bailando a la vez, los bailes fueron curiosísimos!!  (la foto de las señoras-plumero-falda rosa si es 4 veces la misma, es un pegao cutrón q acabo de hacer).

IMG_6356     IMG_6376

 Adjunto fotacas de tol rollaco que os he largao, riao riao (no vídeos, que os peto las bandejas). Pal 1º de mayo próxima miniescapadita… ya sus contaré… contadme q tal esas semanas santas ¿vale? si playa o montaña y “esas gosas”. Y los y las colombinos maragatos, cual Miguel Hdez, saludadme al sol y a los trigos.

Y cuidaos, por dios, que no se diga.

 Besísimos, yo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR
A %d blogueros les gusta esto: