LA CIUDAD SÍ ES PARA MÍ

Hola a tuti!!

 

Ahora que mi nueva vida laboral y social me dejan un hueco, aprovecho para enviaros unas líneas…

Como decíamos ayer…

 

Apretaos el centurión (ya os avisé que iba a recuperar estas palabras graciositas que estamos perdiendo) y poneos cómod@s pa´leer este emilio. Está prohibido el uso de teléfono móvil. Se admiten todo tipo de críticas (me refiero a que las destructivas también valen, ya está bien de que todo sea políticamente correcto). Si alguien quiere darse de baja de estos chorimails que envíe la palabra chapati al 7777. Si alguien quiere lucrarse, sin problema, acordaos que estos mails están menos protegidos que la wikipedia, podéis imprimirlos, venderlos, compraros un chalete adosado y nunca os podría denunciar. Si acaso os sacaría del facebook y ni eso, que tremenda pereza me da entrar a buscar en pestañita “amigos”. Y en general… espero que disfrutéis…

 

El 10 dic fui a Delhi 3 días. Mis objetivos eran renovar el visado de currele e ir al banco a sacar toda la pasta posible, que ya os conté el problema, que no hay forma de obtener cash como diría Carmen Lomana. Fui a extranjería, presenté todos los papeles, que son muy tiquismiquis y al final me la dieron en el día sin tener que modificar ningún documento. Eso sí, ahí pegadas desde las 10 a las 17 horas en una especie de gymkana que tus papeles van rebotando pinballmente en una oficina cuadrada llena de mesas enfrentadas y vas saltando a donde te mandan: ahora allí, ahora acá… y tus papeles acaban ultrasobaos y llenos de marquitas.

 

Me puse a hablar con una niña porque me miraba al hablar y luego al rato viene un español y nos pregunta una cosa (yo estaba con Miriam, otra profe de español y Rocío, una granadina) y nos ponemos a hablar con él, que con su pareja estaban esperando después de 4 años para llevarse a una niña a casa, que hoy terminaban su proceso de adopción! Así que nos miramos las 3 tipo, ¿le vamos a freir a preguntas cual todo lo que siempre quisiste saber sobre adopciones y no te atreviste a preguntar, no? Y nada, muy majo, que la niña había estado en un orfanato bastante digno (son privados) y habían estado en contacto con ella por facetime… Era la niña con la que yo había hablado, me miraba porque me oía hablar español y ella sabía algunas palabras… (esto me dijo su mamichula). Así que al despedirnos le dije, oye, que sé que vas a ser muy feliz, ya verás… y me doy la vuelta y tenía a Miriam y Rocío llorando a moco, jajaj, angelicos…

 

Luego fui al banco a autoatracarme, le dije, déme todo lo que tenga (lo que tenga yo) y me dieron 10.000 Rs.  (ciento y poco euros) por ser yo, así me dijo la mujer, porque me marqué una performance, que vivo muy lejos y tengo muchos problemas… en fin… pero no dan pasta!

 

Volvi rápidamente a Ludhiana, pues estaba perdiendo clase y una es muy responsable. El tren de ir a Delhi tuvo tres horas de retraso pero es que el de vuelta fue glorioso, pa entrar directos en la historia del ferrocarril indio. En teoría era de 14.30 a 22.30 (q no está mal) y fue de… 17.30 a… 6.20 de la mañana!

 

La dinámica de los trenes la pillas enseguidita, tú coges el billete que más te convenga que ya se irá el tren a la hora que le salga de las pelotas. Te has sacado el billete online, con tecnología punta pero llegas a la estación y para ver tu vía, vas a Enquiry, que es un ventanuco con más mierda que el palo de un gallinero y con una persona que podría hacer de “Árbol 3” en cualquier función escolar (es decir, que solo pestañea) y un pizarrón enorme con todos los trenes, retrasos, números de vías, etc. Todo el mundo se amoñiga contra esa ventana y grita su tren y la persona mueve el palo y señala el tren (porque hay muchos y la letra es muy pequeñita).

 

Las estaciones de tren y el tren mismo son un mundo aparte. ¡Qué ambientazo! Además de llegar y tratar de saber por donde viene tu tren, el siguiente paso es beberte 14 tecitos de 5-7 rupias pa entrar en calor, q además siempre me ha pillao ahí la noche, que ojo, tiene la misma animación o más que por el día. Y además, ir esquivando que toda la estación está llena de gente durmiendo en el suelo a cualquier hora, que la primera vez, con tu mentalidad europea lo miras y dices: ¿son pobres? ¿están cansados? A algunos les asoma la cara pero en muchos casos son bultos, peña tapada que se levanta en un pispás, recoge el chiringo y se sube a un tren. Una vez vi varias personas compartiendo mantas y entró una rata pa dentro debajo, ole ahí, dando calor…

 

Total, al pillar el tren de volver a Ludhiana, no decían por donde salía y ¡descubrí de puritica casualidad el andén! así que me subí tan contenta que me olvidé de ver si ese era mi vagón. Iba con los que venden té y galletas, el vagón era un poco bastante hardcore (no es el de la foto). A las varias horas llega el revisor, me mira el billete y le dice algo a los del té, resulta que ese no era mi vagón, ¡mi vagón era mejor! Me lo contaron los vendedores, porque el revisor era un pedorro, así que de la alegría que me dio, lo celebré sacando la tableta de chocolate Valor (de España) que me había dado Miriam (que se iba a casa por navidad) y les dije a los vendedores: saboreando que es gerundio, invita la casa, a ver donde habéis probado un chocolate tan rico a este precio… Me fui a mi nuevo vagón y al poco me puse a llorar a mares porque estaba terminando un libro de un autor adolescentoide indio y estaba la cosa poniéndose trágica. La gente me miraba tipo: ¿esta de donde ha salido y por qué llora?

 

Las últimas horas fueron soporíferas, porque además no sabía cuando era mi parada, no me quería dormir por si amanecía en Pakistán, preguntando, la peña medio sobada… (estábamos ahí  como para entrar en el set de rodaje de La noche de los muertos vivientes) cada uno te dice una cosa… en fin, finalmente llegué, ducha, cafetazo y al cole.

 

En mi viaje a Delhi me enteré que terminaba en diciembre y no en febrero con el fin de curso, como estaba pactado y que lógicamente tenía más sentido. Todo se cortó de repente y me cayó muy mal la idea, que confirma que aquí, igual que en el otro colegio (el de la directora del mirror, os acordáis?? madre mía, comparando ahora los niños de ambos colegios, dar clase en el otro era como ir a la franja de Gaza), hacen business como el que tiene una fábrica de alcayatas. Es pena. La educación se la bufa. El colegio paga a la academia que se queda un porcentaje mu majo y claro, el colegio pasaba de seguir pagando. Solución: estan contentos conmigo asi que, que me pire y vuelva en abril por mi cuenta cuando empieza el curso. ¿Esta gente es tonta o se lo hace? Las cosas no son así. Todo esto me lo confirmó la leoparda en una reunión de 13 segundos que me lo dijo como el que dice pásame ese papel de ahí.

 

Al día siguiente  de esto me encuentro a la directora-pecorita-Iscariota de casualidad y me quiere dar un semiabracito y dice.. eh, cold there, en plan, hija qué rancia eres (esto es una traducción libre mía como habréis deducido los angloparlantes) y yo muuuuuy seria. 

 

En otro orden de cosas, Bigotes ha sido nombrado plastífero mayor del reino y he tenido que marcarme dos cobras bisbaleras con doble tirabuzón (flipante la doble moral de esta peña) Ahora entiendo a las suecas de las pelis de Alfredo Landa, tb ellas tenían sentimientos. Insisitiendo en darme él los masajes de aceite de coco que me trajo una profe (antes me pongo en manos de Jack el destripador). Y después de plastear dice que si he notado que esta interesado en mí y le digo… mmm, quizá alguna sospecha tenía… Dice, qué pena que te vayas, no va a dar tiempo a que el amor aflore. Digo mira, no es por tu atractivo sinigual (es como un secundario de peli de Garci de los 80, bigote frondosuco, viruelinas en cara y gafas de montura dorada con cristales ahumadines) ni porque estés casado… pero me da en la nariz que esta historia podría no cuajar. El último finde mío vino su mujer (que trabaja y vive en otra ciudad) y ya me caía bien desde antes de conocerla. Había pensado pasar a su casa (cuando estuviera la family) tipo peli de Pajares & Esteso en pelotingas, con el aceite en la mano y decir: darling… ya estoy ready para el massage…. Pero igual no procede, no sé. Luego he comprobado que la mujer es muy maja.

 

En el colegio decoran con cosas de navidad y vi 800 santa clauses y muñecos de nieve y ni un solo portal de Belén y dije ¿cómo? Ni hablar, esta gente no puede seguir engañada. Además, ¿no me he empollao yo que si el Krishna que si el Rama y toda la pesca? pos hala, que aprendan ellos tb…Y dediqué una clase a explicar la navidad, que si la virgen está haciendo chapati y viene el ángel a verla, que si se van a empadronar… y luego todo lo que hacemos, poner el belén, las campanadas y las uvas, los reyes… les he puesto videos y lo flipan… la verdad que moooooolan nuestras navidades…

 

El día de nochebuena compré una pizza y champán de este para niños que ellos toman en las grandes ocasiones, os hablé de él en Cap. 2  creo (claro, este dato es solo para los muy fans) y lo compartí con los guardias de la puerta del cole. Para estar yo ahí arriba sola en casa y ellos solos abajo… luego me fui a la piltri temprano que me esperaba un día de turismo y ocio porque contra todo pronóstico…

 

…conseguí ir al templooooooooooooooooo dorado. Milagrooooo!!!! Ya pensaba que era como la leyenda del criado del rico mercader. El golden temple es lo más sagrado para los sij, los hombres-turbante y niños-bolita. Está en Amritsar, ciudad de la frontera, con mucha pasta y mucho turismo. De hecho las calles cercanas al templo están muy arregladitas tipo Cortilandia. El templo es lo más visitado por los indios, más que el Taj Mahal. Además de una matanza de sijs a principios del s.XX, hubo otro conflicto —q terminó en la operación Blue Star— tras el cual se cepillaron a Indira Gandhi. Había una facción de los sijs, que querían un estado punjabi (con la partición en la independencia se había quedado una parte en Pakistán y otra en la India) y la Indira envió a los soldados a pegar tiros al templo, que ahí dentro se había atrincherado una facción de sijs radicales y fue además un día que era sagrado para los sijs… murió peña y resumen, dos escoltas de Indira, que eran sij, dijeron: tascagao… y la dispararon (Edu GC, no pude encontrar la placa!!)

 

Qué fácil ir. Me compré un billete de ir (tempranito) y venir en el día, mi tren era a las 7.23 y a las 12.00 ahi seguía… pedazo retraso… y veo a un profe del cole con el que no he hablado nunca y me pego a él como una garrapata, total que me meto en su tren (que el mío ni estaba ni se le esperaba) después de convencer al revisor porque la gracia era echar el día allí… y si a las 18.10 es el tren de vuelta me da pa tirarme un pedo y volver. Me compre otro billetin barato online para volver a las 19.35 para poder echar una hora mas allí.

 

Llego al templo agobiada. Pasa todos los protocolos: llega hasta la zona, haz la cola de dejar las zapatillas, haz la cola de dejar la mochila, haz la cola de ponerte un pañuelito y haz la cola de mojarte los pies en agua guarrindonga antes de entrar al recinto. Cuando ya se te han pegado los piojos del anterior usuario del pañuelo y llevas medio kilo de hongos en cada pie, accedes al sitio.

 

El templo está sobre una pasarela flotante y rodeado de un lago. Me pongo en la cola a las 15.30 y estoy… una hora en la cola!!! Un coloncio que avanza poco, todos descalzos y amoñigaos… al final entro al templo, que los últimos metros son tipo la reja del Rocío, levantan un palo y tos corriendo pa dentro. Dentro, que es muy canijo, es todo oro y hay unos señores tocando música y cantando-rezando (casi tan ameno como la misa de los menonitas en alemán antiguo, qué sopooooor) y la gente arrodillada. Qué manía de limpiar el suelo con el flequillo. Todo el mundo tira billetes y hay un señor con una daga que ya se encarga él de que los billetes no se escapen… En teoría no te puedes parar, te van azuzando, me acordé de cuando visitamos el Mao-gusiluz en Pekin (que estaba como iluminado desde dentro), que nunca te paras, te van diciendo venga, sigue, tira…

 

Y ya después de eso me dediqué a pasear, comer una cosa dulce que te dan que es como pan mojado, beber agua que te dan… hay que probarlo todo, que hemos venido a jugar (si quieres puedes comer de bandeja y dormir 3 dias con ellos, es todo gratis, son muy hospitalarios y están muy bien organizados).

 

Vi a la gente bañarse, que el agua es sagrada para ellos y está muy limpia, me pidieron selfies… y me senté un rato. Y de repente me digo: ¿a que pillo el tren de las 18.10? (eran las 17.50) asi que me voy pitando, recojo zapatillas y mochila, camino hasta los otos (los taxis, que son de 3 ruedas) le digo a uno que me lleve pitando que mi tren se va, y me dice venga vale… y veo que en el camino va a paso de huevo y nos adelanta to kiski… y le digo: que te dije rápido!! y me dice: señora el tráfico, digo que trafico ni leches, que estamos solos!!. Total que se para porque se estropea!!… en fin… Yo gruñendo, al final arranca, llegamos, me bajo pitando, voy volando a la estación, directa al enquiry… para ver con la pizarra y el palito… que mi tren se retrasa 5 horas!! ole!! si es que venía con mentalidad europea… asi que usé el otro billete, el de las 19.35, que salió a las 20.00. Llegué a las 23, un Ola y pa casa.

 

Lo del Ola y Uber y estas plataformas es comodísimo, es una app, pillas un coche que esté cerca, te dice toda la info, cómo se llama el condu, la matrícula, lo que tarda en venir, por donde viene… y un código que él necesita (por seguridad). En Delhi lo usé y todo bien y claro, si quieres ni hablas con el condu (se puede pagar online) pero en Ludhiana todos los conductores no sé por qué llaman para asegurarse y claro, no hablan inglés. Así que al principio le pedía amablemente a alguien de la calle que me ayudara explicando donde estaba… y como ponían careto luego ya le calzaba el telf directamente a la peña en la oreja… supervivencia se llama eso.

 

Me despedí con pena del cole de Ferozpur (el de directora maja y niños capullos). En el otro cole, el día 30 fue la función anual de los nenes (4 horacas! las fotos que veis de actuaciones y trajes), luego ellos tienen una semana de vacaciones,  así que fue mi ultimo día con nenes… me hice 800 selfies que ya todas subieron a facebook (que peligro esta gente con las redes sociales!!).  Al día siguiente fui porque a los profes nos hacían ir y llevé una caja de dulces para convidar, por mi dulce despedida. Qué pena, he estado muuuuuuy a gusto  la verdad. Me despidió todo el mundo mu cariñosamente y me soltaron mil piropos. Soy lo mejor que ha dado la mujer española en relaciones bilaterales España-India (con permiso de la señá Zenobia).

 

Esa misma tarde fui a una fiesta de compromiso (que aquí hacen compromiso y bodorrio) con Sachin y Prenna y su nene; era en un resort y todo el mundo superelegante. Yo fui como la Chari a la boda de Begoña, es decir, como el que baja a por tabaco… opté para la ocasión por un conjunto informal de vaqueros con el culo pasao y forro pulgoso con pelotillas que no me he quitado ni he lavado en dos meses… (porque ya os conté lo que tarda todo en secar;). El caso, que nos pusimos chatos, todo super-rico y algo me debió sentar mal y pasé la nochevieja sentada en el trono… así que mis planes de visitar Chandigarh (primera ciudad planificada de India, diseñada por Le Corbusier con varios sellitos para mi colección unesquiana) quedan para otra ocasión. 

 

Me vine el día 2 de enero, después de 3 meses y 17 rollos de papel higiénico (q los guardé para la profe de manualidades). Elegí taxi compartido tras las experiencias de los trenes y también porque ya me lo traía todo. Siempre que viajo me creo Antonio Machado (ligera de equipaje) y soy peor que la Piquer. No sé explicarlo, es como que quiero llevarme todo lo que ha estado en contacto conmigo. Y voy cargada que flipas.

 

Llegué a las 18.10. Pues a las 18.20 ya me llamaron que empezaba al día siguiente. ¡Parece que me huelen! Así que nada, tengo un grupo de L a J y otro de findes online (los viernes no se curra). Así que la primera semana a saco, “leyendo y guardando como” y empapándome de todo… que me he puesto pinzitas agarrapestañas cual naranja mecánica para ir más rápido. Los profes y demás peña es supermaja, hay profes españoles, dos latinoamericanos y el resto indios. De momento, contenta. Aquí no hace mucho frío y recupero vida social. Y buscaba piso, pero al final me quedo con dos españoles muy majos que me acogieron pa unos días. ¡Y qué bien la ciudad, el traficazo y las tienditas!  Anteayer nos fuimos a cenar solomillazo a un restaurante… que las chapatis y mojar salsitas es gracioso pero meterse una carnaca sangrante después de seis meses… eso es comer señorías.

Estoy viendo la serie de Narcos (mi primera serie después de Bill Cosby, q no soy yo muy de series) porque tengo dos alumnos que estudian español solo por la serie (¿?¿?) y claro, todo el mundo hablando de la serie, pues habrá que verla. Asi que cada noche nos vemos dos capítulos. Y nada, estoy feliz porque mañana vamos a la Feria Internacional del libro de Delhi, ¡¡yuhuuuuuuu!! Además España es país invitado (entre otros), a ver si se nota en algo, jeje.

 

Os adjunto fotos de la función de lo nenes y el templo. Cuidaos. Así, en imperativo. Es una orden, no un ruego. Que sigáis bien.

Besos mil de esta pardesi que os quiere una jartá.

andrea

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR
A %d blogueros les gusta esto: