Es un pequeño “aquí fue Roma” de nuestros días. Las carreteras también mueren si no tienen un destino. ¿Sentiste tú los pasos del viajante? ¿Alguna vez te marcaron de roderas? ¿De dónde venías y ahora dónde está? ¿A dónde ibas y ahora dónde está? El camino (ya lo han dicho) lo hace el andar.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR
A %d blogueros les gusta esto: