Camino despacio, despacio, por un camino de tierra que es el paseo por mis recuerdos. Mis pies descalzos van posándose en la tierra cada vez más húmeda, más tierna. Comienzan a cambiar los olores, aumenta la humedad en el ambiente, se vuelve flexible mi piel. Y cada vez más ligera, más tranquila, más despacio, mi cabeza se llena de recuerdos, de imágenes sin sonido; se llena de ternura y de nostalgia en cada paso.

Al fondo como si me persiguiera, la tormenta ruge y me acecha aunque hoy no tengo miedo. Su crujido ronco acercándose por la espalda, envolviendo cada paso con un viento suave y cálido que me acaricia, me pone la piel de gallina y me recuerda a los abrazos. Me arrullo en la humedad de la brisa, tengo el pelo alborotado haciéndome cosquillas en la nariz, me dan ganas de cerrar los ojos. Respiro tanta paz, que podría seguir caminando así mil días.

Caen las primeras gotas de agua perlando el campo, anticipando la oscuridad que traen las nubes y los destellos entre la hierba;  como si bajasen las estrellas a posarse en el suelo para poder caminar sobre ellas. Que mágica es esta Tierra, generosa, fértil, inmensa, que me deja corretear al compás de la lluvia, y llena sus arroyos, y me llena el alma con los olores de aquellos tiempos.

Camino en un suelo blando, camino a Casa Colomba, no hay nada que interrumpa el sonido del agua, el silencio de la nada a mi alrededor. Estoy aferrándome a esta Tierra, como trato de anclarme también los recuerdos a los tobillos para que no se disuelvan.

Aquí tengo yo mis raíces, en una Tierra que sabe de sudor y de amor por encima de todas las cosas, reinventándose cada estación para demostrar que podemos seguir bailando, que debemos seguir bailando bajo la tormenta perfecta, mil atardeceres más.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR
A %d blogueros les gusta esto: